Frank Hayes, el único jinete que ha ganado una carrera después de morir

Frank Hayes fue un jinete que el 4 de junio de 1923, ganó una carrera de caballos después de sufrir un ataque cardíaco fatal, a mitad de la competición en el Belmont Park del Estado de Nueva York.

La primera y última victoria de Frank Hayes

Hayes, de treinta y cinco años, nunca había ganado una carrera antes. De hecho anteriormente trabajaba en las caballerizas y pasó a ser jinete por una sustitución. Sweet Kiss era el nombre del caballo que montaba. Estaba muy lejos de ser el favorito, ya que en las apuestas su victoria se pagaba 20 a 1. Hayes aparentemente murió en algún momento a mitad de la carrera, pero su cuerpo permaneció en la silla de montar todo el tiempo. Sweet Kiss finalmente cruzó la línea de meta, ganando por una cabeza con Hayes técnicamente encima de su espalda, convirtiéndolo en el primer, y hasta ahora único, jinete conocido por haber ganado una carrera después de muerto.

La muerte de Frank Hayes no fue descubierta hasta que los oficiales de la carrera fueron a felicitarlo. Se sugirió que el ataque cardíaco fatal podría haber sido causado por los esfuerzos extremos de Hayes para cumplir con los requisitos de peso, y posiblemente también a la emoción de ir al frente de la carrera. El periódico informó que había adelgazado de 64.4 a 59.9 kilos en muy poco tiempo.

Después del descubrimiento de la muerte de Hayes, el Jockey Club renunció a todas las formalidades posteriores a la carrera, y el resultado fue declarado oficial sin el pesaje habitual. Hayes, vestido con su colorido traje de jinete de carreras, fue enterrado tres días más tarde. El caballo no volvió a participar en una carrera. Sweet Kiss fue apodado “Sweet Kiss of Death” para el resto de su vida.

Fuente de la imagen: Alchetron

Si esta noticia te ha gustado, es posible que también te interesen otras curiosidades.