La inspiración de Sir Arthur Conan Doyle para Sherlock Holmes


Sir Arthur Conan Doyle cuyo nombre completo es Arthur Ignatius Conan Doyle, nació un 22 de mayo de 1859 en la ciudad de Edimburgo, Escocia, en el seno de una familia de humanistas e ilustradores, como es el caso de su tío: Richard Doyle, diseñador de la portada de la revista Punch, la cual sobrevivió hasta el año 2002 como una de las publicaciones dedicadas a la sátira más antiguas de todo el Reino Unido, en este orden, su padre, Charles Altamont Doyle, no se quedó atrás a pesar de ganarse la vida como funcionario de obras públicas, su afición por el dibujo lo llevó a ilustrar el primer libro de su hijo titulado:  A Study in Scarlet “Estudio en Escarlata” (1888), el primero en el que aparece el detective Sherlock Holmes, lo que hace surgir la duda de ¿cómo un médico oftalmólogo decidió dedicarse a la escritura y en qué se basó para crear al genio deductivo de sus novelas más famosas?

Portada hecha por Charles Altamont Doyle para la primera edición de Estudio en Escarlata, imagen original de https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/ba/ArthurConanDoyle_AStudyInScarlet.jpg
Portada hecha por Charles Altamont Doyle para la primera edición de Estudio en Escarlata, imagen original de https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/ba/ArthurConanDoyle_AStudyInScarlet.jpg
La vida de Arthur Conan Doyle antes de Sherlock Holmes

Durante su infancia, Arthur tuvo que soportar los problemas de su padre que devinieron en una precariedad económica que obligaron a su madre, Mary Foley, a alquilar las habitaciones de su casa en Sciennes Place luego de pasar un tiempo alejada de sus hijos, que fueron dejados en diversas instituciones para menores debido al alcoholismo de su padre y sus consecuentes problemas financieros. Los esfuerzos de su madre por conseguir dinero no fueron suficientes para que Arthur pudiera gozar de una buena educación, por lo que recurrió a sus tíos: Richard, James y Henry Doyle, que le financiaron sus estudios en la escuela Stonyhurst Saint Mary’s Hall.

Sir Arthur Conan Doyle imagen original de https://perfecto.guru/wp-content/uploads/2016/10/80a7d7b83ea3f3d465d31f31a28385ba.jpg
Sir Arthur Conan Doyle imagen original de https://perfecto.guru/wp-content/uploads/2016/10/80a7d7b83ea3f3d465d31f31a28385ba.jpg
El inicio de Sir Arthur Conan Doyle como escritor y su inspiración para crear a Sherlock Holmes

En 1876, Arthur Conan Doyle ingresó a la escuela de medicina en la Universidad de Edimburgo donde comenzó a escribir relatos cortos a la vez que logró publicar algunos de éstos, el primero fue The Mystery of the Sasassa Valley, publicado en 1879 en el periódico Chambers’s Edinburgh Journal. Si bien las historias cortas continuaron siendo las principales entregas literarias de Doyle aun después de graduarse como médico, la inspiración para Sherlock Holmes llegó dentro de las aulas de su alma máter gracias a su profesor Joseph Bell, precursor de la medicina forense y tataranieto del cirujano Benjamín Bell, autor del Método Bell de Cirugía y Amputación.

Universidad de Edimburgo, imagen original de https://a.travel-assets.com/findyours-php/viewfinder/images/res60/149000/149453-University-Of-Edinburgh.jpg
Universidad de Edimburgo, imagen original de https://a.travel-assets.com/findyours-php/viewfinder/images/res60/149000/149453-University-Of-Edinburgh.jpg

Además de dar clases, Joseph Bell usaba sus conocimientos de medicina forense para ayudar a la policía a resolver crímenes, el galeno gozaba de una habilidad extraordinaria para deducir los padecimientos de sus pacientes basándose en la apariencia y lenguaje corporal pero sin limitarse a eso, pues otros detalles como los tatuajes, la vestimenta, accesorios y objetos personales le permitían a Bell percatarse de la procedencia, ocupaciones e incluso relaciones personales tanto de sus pacientes como de las personas con las que se topaba, por lo que no es de extrañar la existencia de teorías en las que se afirme que el  Dr. House, personaje principal de la serie House M. D. está basado en Joseph Bell y/o en Sherlock Holmes.

House, imagen original de https://i.ytimg.com/vi/-2w5k3NT5v4/maxresdefault.jpg
House, imagen original de https://i.ytimg.com/vi/-2w5k3NT5v4/maxresdefault.jpg

El doctor Bell también es responsable de la frase célebre de Sherlock Holmes: “Elemental mi querido Watson”, pues le decía dicha frase constantemente a su estudiantes complementada con el nombre del alumno con el que estuviera hablando, en el caso de Arthur Conan Doyle, se lo dijo luego de que él le preguntase cómo hizo para saber que el paciente era masón, a lo que Bell le respondió que fue gracias a los tres puntos dorados en forma de triángulo que el sujeto tenía en su corbata. Además de lo anterior, Bell también inspiró la apariencia física y vestimenta del ficticio detective, pues solía usar un sombrero “deerstalker”,  conocido en español como cervadora.

Joseph Bell con su sombrero deerstalker
Joseph Bell con su sombrero deerstalker, imagen original de https://ugc.kn3.net/i/origin/https://i.blogs.es/1d6413/joseph/1366_2000.jpg

Si bien la mayor parte de la inspiración fue gracias a Joseph Bell, Arthur Conan Doyle nutrió a Sherlock Holmes con los dotes de otros personajes de la ficción y la realidad, éstos fueron: el investigador Auguste Dupin creado por Edgar Allan Poe y Eugène-François Vidocq, uno de los primeros detectives privados. Para complementar a Sherlock Holmes, Doyle tomó la creatividad y excentricidad de Auguste Dupin así como la narración en primera persona por parte de un amigo del protagonista que empleó Poe en estos relatos policiales, en el caso de Vidocq, Doyle se inspiró en él para otorgarle a Holmes su habilidad con los disfraces.

Imagen de cabecera original de http://simplywallpapers.com/walls/movies-tv/doctor-watson-jude-law-robert-2536732-1280×800.jpg