The Deadly Tower of Monsters: Un tributo a la ciencia ficción de serie “B”


Imagen original de la cabecera: Youtube

The Deadly Tower of Monsters
Imagen original: Steam Comunity

Viajar por el espacio en un cohete sostenido por hilos de nilón transparente mientras usas un traje espacial plateado con un casco que es una pecera esférica para luego aterrizar en un planeta con extraterrestres en cuyas espaldas se ven las cremalleras del disfraz, ocultas de vez en cuando gracias a un escenario futurista que de alguna forma luce anticuado, todo eso es la experiencia del videojuego The Deadly Tower of Monsters, un título nostálgico para los fans de la ciencia ficción de serie “B”, género cinematográfico que hizo vibrar a los adolescentes durante los años cuarenta, cincuenta y sesenta para distraerlos del terror de la posible guerra nuclear al igual que ayudarlos con sus conquistas románticas en una época en la que no había Tinder.

Los desarrolladores de este videojuego lanzado el 19 de enero de 2016 para Playstation 4 y Microsofot Windows fueron los muchachos de ACE Team, quienes se encargaron de crear este tributo a las películas de ciencia ficción en formato de videojuego valiéndose de la sátira, al igual que la estética y la trama de los antiguos films espaciales de culto. La historia es un DVD del largometraje ficticio The Deadly Tower of Monsters en el que los protagonistas a merced del jugador son: Dick Starspeed, un astronauta que dice frases cliché y que “cumple” con el rol de ser el “salvador” de su compañera Scarlet Nova, una aventurera del espacio con el mismo rol predecible que su colega y Robot, un autómata de hojalata con antenas y tenazas que sólo necesita gritar: “¡Peligro! ¡Peligro señor Robinson!” para hacer llorar a más de uno de la nostalgia en una cruzada espacial para liberar a un planeta inexplorado. Los tres personajes estelarizan esta “película” con filtros de video de VHS o DVD que viene comentada por el director ficticio Dan Smith, personaje que funge como caricatura de los valores conservadores de antaño pero con una ocurrencia tal que dejará al jugador llorando de la risa.

Los héroes de esta “cinta” deben subir una torre plagada de elementos de la ciencia ficción clásica de bajo presupuesto como unos simios súper-desarrollados que recuerdan a la cinta original de Planet of the Apes “El Planeta de los Simios” (1968) dirigida por Franklin J. Schaffner o también a 2001: A Space Odyssey “2001: Odisea en el Espacio” (1968) de Stanley Kubrick, al igual que criaturas prehistóricas mal empleadas a propósito (con chistes al respecto dichos por el “director”) como dinosaurios diplodocus carnívoros animados por stop motion en un decorado con palmeras de plástico. Todo lo anterior hace que la estética del juego sea fidedigna al género cinematográfico que representa, en los niveles superiores de la torre se observan monstruos-cerebros con ojos y una médula espinal rastrera así como hombrecillos verdes parecidos a los de Invasion of the Saucer Men “La Invasión de los Hombres del Espacio” (1957), en fin, un sinnúmero de referencias y guiños al género que se consuma con naves, escenarios y un villano totalmente inspirados en Flash Gordon.

The Deadly Tower of Monsters
Imagen original: Playstation Store

The Deadly Tower of Monsters
Imagen original: Intercambios Virtuales

El argumento de este juego es tan malo que es bueno, no se le puede juzgar fuera de los territorios de la sátira, pues al igual que su estética, imita a las películas clase “B” en cuanto a su mala planificación, por lo que no es de extrañar que el título recuerde a las historias del mítico Ed Wood, el peor director de todos los tiempos. Los protagonistas deben subir por una torre, vencer esbirros y superar obstáculos para derrotar al villano con el fin de liberar a un pueblo alienígena, así de simple es, en ocasiones hay incongruencias pero como ya se dijo es una sátira/tributo así que no hay que afanarse mucho en eso, dado que el humor es lo bastante denso como para mantener el enganche en este título tan corto con una historia limitada gracias a la carencia de plot points aunque con un giro tan espectacular como inesperado.

Si bien quedó en evidencia que los desarrolladores hicieron que este juego se saliera de los estándares en una explosión de variedad, la jugabilidad puede tornarse sencilla por su mecánica de “correr, disparar y subir”; sin embargo, muestra un esfuerzo por llevar la innovación a este terreno dentro los parámetros del estilo top down shooter, debido a que pudo quedarse como un juego para celulares de un solo personaje con dos o tres armas pero no lo hizo, al menos no del todo, pues se pueden usar tres protagonistas en múltiples puntos, cada uno con distintas habilidades mejorables que sirven para resolver uno que otro acertijo mientras se emplean varias armas con diferentes funciones que también pueden ser repotenciadas a lo largo de un único escenario vertical que cambia sus obstáculos, enemigos y ambientación a la par de su altura.

En conclusión The Deadly Tower of Monsters es un videojuego sencillo pero fascinante que estimula la nostalgia de los fans de la ciencia ficción clase “B” como también es capaz de desatar una pasión inmediata por consumir material del género mientras se aprende más de éste. Esta entrega virtual no está calificada para llevarse muchos galardones en el mundo de los videojuegos pero sí para brindar un rato de diversión que resulta corto al igual que gracioso y estimulante, comportándose así como un videojuego equivalente en toda la regla a las cintas de ciencia ficción serie “B”, emulándolas incluso en su característico poco triunfo ante la crítica, por lo que no sería de extrañar que este juego se convierta en una pieza de culto al igual que sus equivalentes en celuloide.